Si vas a emprender debes aprender a soñar

jirafa-nino-sueno-emprende

Si vas a emprender debes aprender a soñar

Los emprendedores siempre hablan de sus sueños y es algo maravilloso perseguir sueños, pero cuando esos sueños van a influir en tu futuro de una manera tan importante como lo hacen en la vida del soñador emprendedor, puede ser interesante tener algunas cosas muy claras al respecto de lo que se sueña, cómo se sueña y las conclusiones a extraer de esos sueños.

¿Qué grado de romanticismo y qué grado de razón aplicamos a nuestros sueños? El Romanticismo es muy alentador a la hora de emprender un negocio pero también lo es la razón, con lo que es muy importante saber las dosis que debemos utilizar de cada uno de los movimientos, puesto que si fuera por la razón pura y dura, tal vez no avanzaríamos todo lo necesario, pero si nos guiamos únicamente por el corazón tal vez acabemos como el héroe romántico tipo, es decir, con un final aciago.

Es por ello que os proponemos la visión de uno de los mejores vídeos creados para el emprendimiento y para la persecución de sueños, que no por conocido debe ser obviado o denostado, pero sí es necesario que se hagan algunas puntualizaciones previas a su visionado, porque esconde mucha más enjundia de la que, a primera vista, se puede apreciar y por ello, es conveniente verlo más de una vez y contrastar las distintas impresiones y sensaciones que despierta en nosotros.

Por otra parte es necesario tener muy claro lo que define como las tres zonas, la de confort, la de aprendizaje y la de pánico o no experiencia, que podemos convertir en la zona mágica si hacemos bien los deberes.

La zona de confort creo que está muy clara para la mayoría de la gente que ha hecho toda la vida lo mismo, una y otra vez, sin grandes cambios y sin asumir riesgo alguno. Es una zona que, una vez alcanzada, no necesita mayores esfuerzos para que uno se sienta cómodo y seguro en ella, de ahí su nombre de zona de confort y a las personas que insisten en permanecer en ellas se les conoce como conformistas.

La zona de aprendizaje es aquella de las mentes inquietas, las que se asombran e intentan conocer el porqué de su asombro y muestran interés por aprender y experimentar nuevas sensaciones alcanzan. Digamos que son lo contrario que los conformistas, son los inconformistas y estas personas salen de su zona de confort cuando viajan a nuevos lugares, cuando deciden aprender un nuevo idioma, relacionarse con otras culturas y adquirir nuevos conocimientos. Posiblemente no haya grandes riesgos en ello, pero lo que sí hay en abundancia son nuevos retos y un gran crecimiento cultural y personal.

Finalmente está la zona de pánico llamada así porque el desconocimiento de lo que nos espera nos provoca inseguridad y esta inseguridad desata el miedo y, por tanto, es muy probable que no pisemos esta zona salvo que aprendamos a dominar el miedo, la inseguridad y potenciemos el deseo de aprender y descubrir, para lo que necesitamos una gran capacidad para realizar suposiciones, hipótesis e imaginar, de ahí también su nombre cuando logramos lo que buscamos, la zona mágica.

Esta zona de pánico se situaba tras el “Finis Terrae” de antaño, un mar lleno de peligros y de criaturas terribles que nos conducirían a una muerte segura. Se sitúa también en frases como “ten cuidado, que te la vas a dar”, “no salgas que corres peligro”, “si no lo ha hacho nadie es que no se puede hacer” y tantas otras que te invitan a no salir de tu zona de confort o como mucho de tu zona de aprendizaje.

Gracias a que muchas personas han usado su inteligencia (y en algunos casos su inconsciencia) hoy tenemos mucho más conocimiento y saber del que podrían imaginar los primeros conformistas y, si nos guiáramos por lo que decían esos conformistas, tal vez América seguiría sin ser conocida para nosotros y otros muchos.

Pero hay una cosa muy importante que tienes que tener en cuenta cuando veas esta maravilla de trabajo motivador. No es más que lo que Antonio Machado ya citó tiempos ha, y es que, tras el dormir y el soñar está lo más importante: Despertar.

Efectivamente, y si queremos que ese despertar no sea como chocar contra el muro de realidad, debes prestar especial atención al minuto 6:27, momento en el que te invita a volver a tu zona de confort antes de saltar a la zona de pánico, para recoger todo aquello que vas a necesitar en tu salto y posteriores peripecias.

Es quizá uno de los momentos más importantes para hacer de ti un héroe romántico atípico, pues en lugar de un final aciago, logres un final mágico, convirtiendo la zona de pánico en una zona verdaderamente mágica.

Recuerda visualizarlo varias veces y que cada visualización se acompañe de una profunda reflexión que te ayude a dar los pasos que tú creas oportunos, con el corazón y el seguro de la razón.

Si necesitas ayuda en tus primeros pasos, pasa pasar a la zona de aprendizaje e incluso para valorar el ampliarla para convertirla en una zona mágica, no dudes en contactar con nosotros, que estaremos encantados de ayudarte, de un modo totalmente altruista. Te dejamos más abajo un formulario.

Es el momento de visualizar este vídeo creado por inKNOWation haciendo clic en su título: ¿Te atreves a soñar?

Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es INCREMPTIA (E27505932). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección info@incremptia.com.

Sin comentarios

Añade un Comentario