¿Eres una empresa Zombie o una empresa Crisálida?

empresas-zombies-o-crisalida

¿Eres una empresa Zombie o una empresa Crisálida?

A diferencia de las empresas crisálida, las empresas zombies, por definición, son aquellas que se mantienen abiertas a pesar de que dan pérdidas, que reciben inyecciones de capital o financiación a pesar de que no son viables y está muy claro que no lo van a ser. Determinados intereses de otra empresas matrices o de sus inversores o propietarios, las mantienen a flote aunque sea un buque con carga fantasma y condenado a acabar en las profundidades del mar.

Por asimilación, nosotros definimos las empresas zombies como aquellas que están muertas, pero no lo saben, todavía no se han dado cuenta, todavía niegan la mayor y creen que algo vendrá que cambiará el mercado y las tendencias por algún influjo divino o del azar.

A mi mente vienen los recuerdos de estos empresarios que llevan a cabo recortes con el fin de reducir costes pero que los realizan sin ningún criterio objetivo y fuera de un plan estratégico financiero. Simplemente les parece que gastan mucho en esta u otra cosa y dejan de gastar. Sin más.

Recortan tanto que llega el momento de apagar algunas luces, y así, aquellas que tienen un par de tubos o focos, quitan uno, de modo que calculan reducir el gasto en iluminación a la mitad. Cuando esto no es suficiente, van apagando por zonas dejando un mínimo de luz pero lo que sucede es que cada vez el negocio está más oscuro, lúgubre y va perdiendo luminosidad al igual que la esperanza de reflotar el barco, de dar un giro hacia un nuevo rumbo y simplemente se dirigen hacia un final aciago y suicida.

Por el contrario, en las empresas crisálida, los empresarios son capaces de advertir que las cosas no van en el rumbo correcto y se preocupan e interrogan sobre qué deben hacer para que su negocio siga siendo productivo. En las empresas crisálidas no valen los tópicos del tipo “eso siempre se hizo así y funcionó, así que va a funcionar, no hacen falta cambios, simplemente hay que resistir”. Quienes se empeñan es estas teorías de que en la vida las cosas son inmutables y sólo hay una forma de hacerlas, no van a cambiar de parecer, albergan la esperanza de que, mientras sus vecinos van cerrando, al final el mercado quedará para el que aguante más (esperando ser ellos el que más aguante)  y entonces volverá la bonanza de otrora. Pobres ilusos, las únicas empresas que al final permanecen son las empresas crisálida.

Estos empresas dirigidas por empresarios dispuestos al cambio, a aprender, a buscar nuevos mercados, nuevos producto, nuevas vías de negocio, y, en definitiva, a lograr un crecimiento empresarial y una evolución que garantice el futuro y la viabilidad es lo que nosotros bautizamos con el nombre de empresas Crisálida, pues al igual que un simple gusano, tras un proceso de cambio y metamorfosis se convierte en una bella mariposa, estas empresas, tras un proceso de transformación empresarial y comercial se convierten en un proyecto viable, rentable y seguro.

¿Quieres saber como dejar de ser una empresa zombie y cómo convertirte en una empresa crisálida? En INCREMPTIA te podemos ayuda. Usa el formulario de contacto siguiente.

Los datos serán recogidos para gestionar la agenda de contacto para comunicaciones propias del negocio establecido, acciones promocionales por el responsable de los ficheros (ubicados en territorio de la unión europea) que es INCREMPTIA (E27505932). Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra política de privacidad. Puedes consultar, rectificar o cancelar tus datos dirigiéndote al responsable del fichero mediante correo electrónico en la dirección info@incremptia.com.

 

Sin comentarios

Añade un Comentario